martes, 31 de agosto de 2010

Desierto Florido V


La semilla se humedeció
en su genitalidad cascarea
para despertar
de su latencia árida,
en un orgasmo
de añañucas, suspiros, lirios,
malvillas y amancay.

4 comentarios:

Pescador dijo...

Sigo navegando en ese mar llamado "Desierto Florido", un mar calmo de colores... Están todos invitados a disfrutar de esta maravilla que nos da la tierra, este milagro de amor que nos ofrece......Un abrazo fraterno a todos los visitantes a este blog

Maria Coca dijo...

Qué bonito!!!! Hasta puedo oler esas flores tan maravillosas.

Un beso grande, amigo poeta.

elisa...lichazul dijo...

que belleza!!!
que alegría rezuman los versos
esperanza
eso es!!

Esperanza es la palabra
la vida se manifiesta y nos acuna el alma en esta delicadeza germinal que estalla en tan arido nidal

besitos y abrazos grandes para ti Raúl y los tuyos
las mejores vibras siempre!!!

Alís dijo...

Todo orgasmo es fantástico, pero este florido que describes es, además, milagroso.

Besos