domingo, 22 de agosto de 2010

Desierto Florido IV


El silencio naufragó
en el grito de las semillas
que despertaron tempranas
para ver un cielo azulado,
para que el desierto las acunara en un
manto de flores
y las amamantaran con rocío
matutino.

6 comentarios:

Pescador dijo...

El desierto es un milagro de la tierra y hoy ese milagro se traspaso a los 33 mineros de mi región....Que emoción, que alegría para mi tierra, mi patria.

jenny dijo...

que emocion tan grande y eso inmenso del desierto... tan cruel, tan seco y a la vez capaz de milagros tan imprevistos como estas maravillosas flores azules!!!!

Alís dijo...

Un auténtico milagro!! Me refiero a los mineros. Hoy tengo el corazón sorprendido y muy emocionado.

Besos

elisa...lichazul dijo...

hermoso y colorido micro
como una especial loa temporal
como lo son esas semillas que esperan
la humedad esquiva que las haga germinar
para estallar en estos colores que nos aproximas

elisa...lichazul dijo...

besitos de luz
ten un precioso fin de semana Raúl!!!

Pilar dijo...

…y las amamantaran con rocío
matutino.


Simplemente hermoso, Pescador.
Se abren madrugadas renovadoras al leer estos versos.
Un abrazo
Pilar