domingo, 15 de abril de 2007

Mujer de Proa

JUNTE TODAS MIS MANOS
PARA HACER UN MASCARON
DE PROA PARA MI BARCO
CON TU CUERPO.
TUS PASOS PARA
NAVEGAR CALMO
SOBRE LAS MAREJADAS
Y TU PERFUME COMO
TESTIGO DE LOS ZARPES.
TUS OJOS EL DESTELLO
PARA GUIARME EN LAS NOCHES
SIN LUNA,
TUS PECHOS PARA MI
SOCIEGO MARINO.
TUS LABIOS PARA
CONTAR HISTORIAS DE
NAUFRAGIOS Y DE
ESPERAS SIN LLEGADAS
DE MARINEROS CANSADOS
Y TUS MANOS PARA APARTAR
EL OLEAJE Y ACARICIAR
LOS PECES.
TUS MUSLOS PARA
FORRAR MIS VELAS
Y TUS OIDOS
PARA ESCUCHAR EL
SILENCIO DEL AGUA.
TU PIEL PARA ABRIGARME
EN LA SOLEDAD DEL FRIO
Y SOÑAR QUE SOY MARINERO.

2 comentarios:

Claudia dijo...

Una filosofía decae en el momento que otra filosofía nueva la supera. Las obras de arte, al contrario no están invalidadas las unas por las otras. Por eso pueden coexistir. Las grandes obras maestras, los grandes poetas, parecen justificarse, complementarse, confirmarse los unos a los otro; Esquilo no está anulado por Calderón, ni Shakespeare por Chéjov, ni Kleist por los "noh" japoneses. Una teoría científica puede anular otra teoría científica, pero las verdades de las obras de arte se sostienen las unas a las otras.

Miguel Angel Servellón dijo...

Soy amante del mar y sus profundidades, tus fotos me confirman el amor y respeto que le tengo, pues basta verlo para amarlo