jueves, 27 de febrero de 2014

Familia Vidriera


El no tenía antecedentes de que en su familia vidriera y en la de ella hubiese alguien de sangre azul, estaba sospechando desde hace un tiempo en la fidelidad de su mujer y en la pasión por su equipo de futbol.

3 comentarios:

Alís dijo...

Jajajajaja. ¿Algún gen chuncho por ahí? ¿Eso puede considerarse enfermedad genética? Pregunto sólo, que ya sabes que yo no soy de aquí.

Un abrazo

la quiltra dijo...

todas las familias tienen sus secretos!!!!

Maria Coca dijo...

Es brillante, amigo!! Muy bueno! Si es que nada ni nadie puede estar seguro de nada!!!

Un abrazo desde este lado del charco que nos une.