lunes, 4 de noviembre de 2013

Botellas



Sus almas se habían ido en un descorche y hoy eran esqueletos de vidrios; recuerdos de un pasado embriagador.

4 comentarios:

elisa lichazul dijo...

al menos fueron el instrumento de jolgorio

abrazos

Alís dijo...

Algunas habrán servido para celebrar, otras quizá para olvidar (o intentarlo). En todo caso, tuvieron vida útil y pueden volver a tenerla.

Un abrazo

Maria Coca dijo...

Qué maravillosa forma de ver, amigo pescador. Me encantan tus letras.

Un abrazo desde el otro lado del mar.

Miguel Angel Ticliahuanca Cahuas dijo...

Mi hermano! Las botellas de vino permiten que se produzcan las historias vividas del hoy, del ayer y del mañana! un abrazo!