sábado, 22 de enero de 2011

Cuzco


Cuzco,
lluevo sobre tus calles empinadas,
estrechas y pedregosas,
para acariciar tú piel mestiza
con pasos húmedos y lentos,
con hambre de pasado milenario y colonial,
con el tiempo detenido en tus puertas
y murallas ancestrales.
Lluevo sobre tu huerto infinito
de frutas, verduras y hierbas
en el mercado de San Pedro,
en el aroma de tus cocinerías
con el sabor terrenal de tus manos.
Lluevo sobre tus hojas de cocas
incansables y medicinales
entre el cielo y la tierra,
sobre tus cerros
que vigilan tu cielo nublado,
sobre el recuerdo de haberte amado
siendo princesa descalza
del reinado inca.

7 comentarios:

Pescador dijo...

De vuelta a mi país, y este lunes de vuelta a trabajar..Hacia 24 años que no recorrìa Perú y me he vuelto a reencantar con su gente, su cultura, su hospitalidad.Muchas cosas han cambiado, pero se mantiene intacto su pasado incaico, su eden de frutas que es una maravilla....Ya estoy de vuelta, para navegar en los blog de los amigos, para seguir compartiendo en la red la amistad de las letras.Reciban un gran abrazo fraterno.

elisa...lichazul dijo...

hermoso canto , Felicitaciones Raúl
sin duda puntos de encuentros siempre encontramos entre los que habitamos en este cono sureño

besitos de luz
ya más recuperada de mi operación
buena semana

Húayat dijo...

Muy buen viaje has tenido y por lo visto muy buena cosecha literaria. Abrazos mi perro Amigo.
Salud-os desde mi calabozo existencial.

AlegriadeQuerer dijo...

en este espasio estare muy comoda y agusto, me gusta el mar, su aire majico me trasmporta,un mundo diferente y magestuoso. te invito a mi rincon de alegria

Maria Coca dijo...

Celebro tu regreso, amigo. Debe haber sido una maravilla ese reencuentro con Perú. Tu poema lo dice todo.

Besos y rebienvenido, poeta.

Escribir es seducir dijo...

ME TRANSPORTE HASTA AQUEL LUGAR

GENIAL

SALUDOS

La Creadora dijo...

Como siempre maravilloso!

Saludos amigo!