domingo, 30 de agosto de 2009

NAVEGO


Con mis manos navego
en tu cuerpo sutil,
en el respirar de tu orgasmo
calido que es de color rojo,
con aroma a destierro
de hierbas embotellada,
con textura de sabanas.

Con mi boca vuelo sobre
tus labios para anidar
en tus besos salinos,
en la sombra de tu aliento
que es un gemido
y que graznan palabras.

Con mis escamas nado
en el deseo de tu nombre
que es una ola rizada,
en tu pelo inquieto
que es un anzuelo
en mis dedos,
en tu ombligo
que es un ostión
para degustar con vino
blanco.

En tus manos navego
para estremecerme
en tus uñas arenadas,
en tus venas azuladas
que quieren escapar
para adueñarse de mis
pasos descalzos.

En tu cuerpo navego
en el misterio de tu piel,
en la marejada de tus muslos,
para anclar en la orilla
donde emergen los sonidos
de tu voz
que me llaman a navegar.

5 comentarios:

Huayat . dijo...

Ah es por eso que tanto navegas tanto querido Pescador, espero que sigas naufragando en las riberas de tu linda Esposa y que las olas que te rodean sean de buen Tinto o ¿blanco?.
Abrazos para tu especial familia y salud-os desde mi locura existencíalista.

elisa...lichazul dijo...

buen viaje marinero!!
haz elevado anclas y el buen tiempo os acompaña, de seguro en alguna ensenada recuperaras furzas y repletarás las bodegas con las necesitadas especias para sazonar este viaje a un océano placentero:=)

ten una preciosa semana

cascarilleiro dijo...

Bonitos versos pescador, verdaderamente tus letras están llenas de sentimientos y emociones, bien venido a bordo.

Saludos.

Maria Coca dijo...

Un viaje placentero plagado de soles. Precioso.

.Ulrike Razumov. dijo...

A levantar anclas que el cuerpo espera.

Saludos.