miércoles, 18 de julio de 2007

Maternidad

ME GUSTA TU MATERNIDAD
QUE ME MECE CON OLAS
EN TU VIENTRE
Y ME ACUNA CON
SONIDOS DE CARACOLES,
ME AMAMANTAS CON
CALOR DE MANOS
Y ME ABRIGAS CON
SUSURROS DE SOL.

16 comentarios:

Amparo dijo...

La mar tiene que estar orgullosa de cobijar entre sus aguas un hijo como tu.
Tus imágenes rezuman influjo
Un abrazo desde el otro lado

Poetiza dijo...

Tus palabras me dan calma, como el mar que me arrullaba el verano pasado.

mi despertar dijo...

Amante de una sola mujer...aun sigo recordando esas palabras

L.Reis dijo...

Sempre o mar...essa imensidão que nos enche o olhar e nos faz esquecer tudo o que em nós anoitece...esse som líquido que embala as madrugadas sem sono...as tuas palavras são como o mar de que falas: simples e com a força de infinito!

Maria Coca dijo...

Mecer tu cuerpo meciéndo tu corazón al son de las olas. Es hermoso sentirte tú con todas tus sensaciones.

Besos, poeta.

Maria Coca dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
carlota dijo...

El mar, la mujer, el amor, la pasión... todo es uno en tu universo.
Un abrazo

MAYA dijo...

La mar siempre generosa, abrazándonos, entregándonos todo. Guardando en su vientre calido esos sonidos de caracolas que recogen los secretos de pescadores, marineros y sirenas. Y cuando tiene que enfrentar despierta sus olas para proteger lo amado.

Como siempre una belleza tus escritos.

Maya

Stephen Gordon dijo...

Ains.. Entrar aqui siempre me hace sentir tranquila y no sabes lo lindo que se lee la maternidad entre las olas.

Un afectuoso saludo mi estimado.

Aqui andamos, medio perdidas pero siempre teniendolo presente.

Mar y ella dijo...

Inmenso como la inmensiad de tu playa ,de tu mar.....Precioso...

Miguel Ángel Ticliahuanca Cahuas dijo...

ola amigo , como has estado? esperoq m bien tiempo que estoy desconectado..cuidate.

Salvia Deserta dijo...

Siempre me sorprende la belleza de tu sencillez, consigues acunarnos al ritmo de tus saladas olas.

Saludos Pescador

Miguel Angel Servellón dijo...

La maternidad don divino.
Excelente amigo. Saludos

Enigmática dijo...

Tus olas mecen mis orillas, aguas peligrosas donde la sed es el viento, donde la vida arrulla la risa, donde estás tú...

abracito,

Perséfone dijo...

Y en la maternidad del mar y de la tierra se da vida a nuestras existencias. ¡Como no dejarse amar por ellas?

Claudia dijo...

Como decía Platón "La potencia del bien se ha refugiado en la naturaleza de lo bello" Filebo, 65 A.