lunes, 28 de mayo de 2007

Geo Amor Inconcluso


TE ACUERDAS TIERRA
CUANDO EL TIEMPO
RECIÉN COMENZABA
A AFEITARSE
Y TE DEDIQUÉ
MIS PRIMEROS
VERSOS DE AMOR?
-YO ERA UN ADOLESCENTE
Y TÚ UNA MUJER MADURA-
FUERON TUS OJOS
NEGROS Y RELIGIOSOS
LOS QUE ME CAUTIVARON
Y POR ELLOS DEJÉ DE
COMER VARIOS DÍAS.
TE TEMÍA
Y DESEABA
COMO SI FUESE UN
SOLO SENTIMIENTO.
TE BUSCABA
Y NOS ENTREGÁBAMOS
A LA EVOLUCIÓN
QUE CUENTA LA HISTORIA;
PERO SÓLO TENÍAMOS
MIRADAS Y ESPACIO
PARA NOSOTROS.
¿PORQUÉ NO NOS CASAMOS?
MIS MANOS ERAN TUYAS,
MIS FILOSOFÍAS, MIS SIEMBRAS,
MIS GRÁFICOS, MIS JUGUETES,
Y MIS LEYES ERAN TUS LEYES.
-YO ERA UN ADOLESCENTE
Y TU UNA MUJER MADURA-
PARTICIPABA DE TUS INQUIETUDES,
DE TUS INICIATIVAS,
DE TUS PREJUICIOS,
DE TUS PROVOCACIONES,
DE TU ALIENTO,
DE TUS CICLOS,
DE TUS RABIETAS Y OBSECIONES.
PERO UN DÍA
ME HICE HOMBRE
Y ME FUÍ A HACER DEDO
POR LA CARRETERA,
A DESCUBRIR NUEVOS CAMINOS,
A CONOCER OTROS ROSTROS,
OTRAS CULTURAS,
TELEVISORES, POETAS,
UNIVERSIDADES,
ISMOS Y MULTITUDES.
ME EMBARQUÉ
A CONQUISTAR SUELOS,
A DESARROLLAR CONCEPTOS,
A VENDER ESPECTATIVAS.
ESCALÉ LAS ALTAS MONTAÑAS.
INTERROGUE EL UNIVERSO.
ME NEGUÉ A LA INDIVIDUALIDAD
DE ALGUNOS ECOSISTEMAS.
ALCÉ MIS BRAZOS AL CIELO
Y ME HUNDÍ
EN MI PROPIO FANGO.
ME OLVIDÉ
DE TU PROCESO
Y AÚN PERTENECIÉNDOTE
ME ENAMORÉ DE LA LUNA.

19 comentarios:

Amparo dijo...

Bellas palabras y preciosas imágenes

Navegando, navegando entre las letras de los blogs he llegado hasta tus aguas.
te incorporo a mi baúl de recuerdos para no perder tu ruta.

Salvia Deserta dijo...

El opiáceo brillo de la luna nos cautiva demasiadas veces y nos ciega de la única luz que nos regala calidez. Bonito texto de reconocimiento a una madre, nuestra tierra.

Saludos amigo.

Hipatia de Alejandría dijo...

Viajando en mi nave estelar hice una parada en Puertas y encontré tu rastro.

¿Te puedes imaginar lo que me han gustado tus palabras?

Volveré a leerte.

Un saludo desde la Enterprise.

Itzhelle dijo...

La arena me ha rapaspado las plantas de los pies de tanto caminar, pero ya estoy aquí, en el atardecer de tu encuentro, me parece una fantastica poesía, verdaderamente un mar de palabras placenteras... que rica foto se me antojó.. es tuya? el poema es tuyo? de ser así alguno o ambos te entrego mi reconocimiento.

Gracias por pasar por mi blog, si me lo permites, agregaré unh link del mio al tuyo, espero tu permiso para hacerlo..
Besos y saludos

Mar y Ella dijo...

Vi la luz del amanecer en la palya y pase por aqui....Gracias por tus visitas..Bello texto,con un nostálgico sentir....Mariella

galadriel_m dijo...

Mira no se como llegue aqui pero volvere a leer estas hermosas líneas llena de evocaciones nobles por la vida, la naturaleza y por el alma.
Saludos desde la quinta región,con esperanza de un tiempo nuevo para esta sociedad.

Águila libre dijo...

Hola: me quedé esperando la respuesta.

Cariños,

María Paz

Águila libre dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Gerardo dijo...

muchas veces nos olvidamos de donde venimos, por quere bucar vanidades se nos olvida a que hemos venido al mundo y terminamos siempre con los brazos al cielo pero pidiendo ayuda para poder salir de nuestro propio fango....

Fran González dijo...

Sigo pensando, que tu blog es realmente interesante. Y transmite mucho frescor y tranquilidad con esas fotos. El otro día añadí tu blog a mis "Fotos y momentos recomendados".
Saludos desde Menorca

lagrimas de mar dijo...

Me encanta el mar y siempre es un placer venir de visita.
Tus palabras lindas y las fotografias preciosas.

Lágrimas de mar

Claudia dijo...

Qué recursos, qué inspiración!.....tu poesía es muy enriquecedora...será porque es expresión de una riqueza interior que no se improvisa.

Afilada y trémula dijo...

Una mujer madura jamás olvida bellos versos de amor, una mujer madura te admite infidelidades con la certeza de que un día morirás en sus brazos...

La tierra, sin duda te espera...


Hermoso poema, y divino aroma a mar el que se siente por aqui, casi puedo ver las olas lamiendo la arena.

Saludos

carlota dijo...

Parece que sientes que has traicionado a la tierra o que la has abandonado. No das por buenos los pasos que has dado a lo largo de la vida?
Originales y bellas palabras, pescador.
Un abrazo

ynarud dijo...

hooooola... Pescador
Me enamoré de ella el día que la sentí bajo mis pies…, era joven e impulsiva… subía cimas para atrapar el aire puro, para acariciar la roca virgen,… el corazón me latía con fuerza cuando mi cuerpo llegaba arriba… que agradable era pagar con el esfuerzo y el cansancio, tan bello paisaje… uy!!! Ahora no pararía de describir lo que sentía…
El mar, tu amado mar protege parte de la tierra… sus profundidades, no la tienes olvidada, (por si acaso pensabas que si).

Me voy a la soñar mientras duermo…

Un abrazo, ;););)

Miguel Angel Servellón dijo...

Amanecer o atardecer? no importa, belleza sin igual, poesía enriquecedora.

Perséfone dijo...

A veces es imposible no enamorarse de la Luna. Será por lo imposible? por su fría lejanía?

Besos!

Cristian Barrueto dijo...

Pescador, con respecto a tu invitación estaria dichoso de estar entre tus cartografias.

Que bueno ha sido encontrar un personaje de la Tercera región.
Personal y Karmáticamente me he encontrado con todas las playas que he podido por tu región y atraves de ella se me han presentado los mas bellos sentimientos. La mezcla entre ese aire, esa arena, ese sol y la mujer que amo, que pertenece a la misma tierra, me han presentado lo mas bello que he conocido en este mundo. El amor.

Saludos para ti, para el glorioso Puerto Viejo; Copiapó, Caldera, ademas de Chorrillos, Playa Virgen, Bahia Salada, Caleta Maldonado, Bahia Cisne, Caleta el Pato, y cuantas mas que se me quedan en el tintero.
Un saludo afectuoso desde el frio de Santiago

Stephen Gordon dijo...

Bastante transparente la arena de sus letras, llema de ternura y de aquella fuerza del primer amor. Habiendo sido complice de alguien mayor, me atrevo a decir que me hizo sentir bastante con este... Perfecto remate.. excelente e inefable...
Un saludo, pescador de sueños... y gracias por su visita... Enhorabuena por el mar que me atrae cada que entro a este lugar.