lunes, 5 de marzo de 2007

De Tanto


DE TANTO MIRAR TUS OJOS
QUE SON COMO UN
ROMPIENTE DE OLA
CONTRA LAS ROCAS,
MI PIEL SE HA DESCAMADO.
DE TANTO SABOREAR TU CUERPO
QUE ES COMO UN
AMANECER EN ALTA MAR
MIS MANOS SE HAN ARENIZADO.
DE TANTO OLER TU OMBLIGO
QUE ES COMO UN CARACOL
A MIS PIES LE HAN CRECIDO ALGAS.
DE TANTO SEGUIR AMANDOTE
ME VOY A CONVERTIR EN MAR.

3 comentarios:

Miguel Ángel Ticliahuanca Cahuas dijo...

OA AMIGO, HERMANO, ALIADO...SABES ? LO UNIKO Q HE PESCADO ES UN RESFIADO,JAJJA..
SIGO COMPONIENDO COMO SIEMPRE...Y SIGUE TU TAMBIEN TENDRAS CORREO EN HOTMAIL?? TE PASO EL MIO MATC_PUNK@HOTMAIL.COM.. PA CHARLAR SI SE PUDIERA LA OCASION. BYE CUIDATE

juanmi dijo...

fabuloso querido amigo pescador...

me encantaron tus palabras...

ya solo faltaria definir esa otra parte...
que no es otro que el eterno horizonte
1 abrazo
JUANMI

Claudia dijo...

Hola pescador!
Eres un genial constructor de belleza, como si te quedaras con algo del pathos con el que Dios, en el alba de la creación, contempló la obra de sus manos...admirable tu dominio creativo....ojalá que cada uno en lo suyo pueda contribuir al surgimiento de una renovada "epifanía" de belleza para nuestro tiempo.